Simposio Fertilidad 2019: Manejo responsable de la nutrición de cultivos en el Simposio Fertilidad 2019

Institucionales 09 de mayo de 2019 Por
En la primera jornada de la edición 14° del “Simposio Fertilidad”, que organiza Fertilizar Asociación Civil bajo el lema "Conocer más. Crecer mejor", la Ing. Agr. María Fernanda Sanjuan, gerente ejecutiva de la entidad, dio la bienvenida y agradeció a todos los que hicieron posible el evento.
Ver galería unnamed (24)
1 / 3 - Multitudinaria asistencia al Simposio de Fertilidad 2019

En la primera jornada de la edición 14° del “Simposio Fertilidad”, que organiza Fertilizar Asociación Civil bajo el lema "Conocer más. Crecer mejor", ante un auditorio más de 2.000 personas entre asistentes presenciales y vía transmisión on line, la Ing. Agr. María Fernanda Sanjuan, gerente ejecutiva de la entidad, dio la bienvenida y agradeció a todos los que hicieron posible el evento.

 “Este Simposio representa una apuesta, no sólo a la fertilización, sino a la producción agrícola nacional de nuestro país. El consumo de fertilizantes en los últimos tres años evolucionó de una manera positiva y es algo que celebramos quienes estamos trabajando y administrando un recurso natural. Sabemos la necesidad que hay en la mejora del manejo de la nutrición vegetal pero también es un desafío, el desafío de hacerlo de manera responsable. Sabemos que esta tecnología va a crecer y tenemos la oportunidad de que esto crezca de forma ordenada, que este uso de tecnología sea responsable y sustentable y eso es lo que nos proponemos en este Simposio: trabajar para que eso suceda”, expresó Sanjuan.

 Por su parte, el Dr. Fernando García, Coordinador Académico del Simposio Fertilidad 2019, se refirió a los contenidos y dinámica del evento. 

 Luego, el Ing. Agr. Jorge Bassi, presidente de Fertilizar, hizo un repaso del mercado de fertilizantes. “En los años ’90 era muy incipiente el uso de fertilizantes, apenas se consumían unas 500.000 toneladas para una cosecha de 40 millones de toneladas y en el año 2018 se consumieron 4,3 millones de toneladas para una cosecha estimada en 130 millones de toneladas de granos”, repasó.

 “El crecimiento en el uso de fertilizantes ha tenido etapas de alto crecimiento y otras de estancamiento en Argentina”, indicó, algo que se explica por los vaivenes de la economía del país y los cambios de reglas para la producción agropecuaria. “El año 2015 fue muy malo pero luego repuntó a lo largo del gobierno actual con las nuevas reglas que se establecieron. Cuando el mercado tiene buenas condiciones, se apuesta al fertilizante”, señaló el ingeniero.

 De acuerdo al especialista, “los últimos años fueron de alto crecimiento en el uso de fertilizante. Cuando volvieron las gramíneas a los esquemas productivos, se registró un incremento significativo del consumo relativo de nitrógeno frente a otros nutrientes”. Para Bassi “eso es algo positivo, se corrigió la superficie de gramíneas y se corrigió el uso de fertilizantes en trigo”, destacó. Al tiempo que valoró el aumento del consumo de fertilizantes del 14 % que se dio en 2018 a pesar del mal año económico.

Entre los puntos negativos, el ingeniero mencionó el balance de fósforo que no ha mejorado en los últimos años. “Tenemos que mejorar. El indicador de nitrógeno mejoró pero no así el de fósforo ni el de azufre. Cuesta terminar de asumir las deficiencias de azufre, también”, subrayó Bassi. “No usamos fertilizante para mantener la fertilidad del suelo, si solo lo usamos cuando tenemos rentabilidad económica. La dosis óptima económica es menor a la dosis de reposición, y eso degrada el recurso”, indicó.

 Además, señaló que “hoy, el clima, el contexto país, los costos de alquiler, los precios, la situación empresarial, los riesgos, todo esto determina la decisión de fertilización y no el diagnóstico de necesidad de nutrición a través del análisis de suelo y otros estudios”.

 Sin embargo, Bassi marcó varias oportunidades de mejora a tener en cuenta. “Hay que dejar atrás las recetas, el suelo y el potencial de los cultivos cambiaron y nosotros seguimos calculando en base a viejos esquemas de fertilización. Hay que estar atentos a los cambios”, manifestó. También señaló las ventajas que se logran aplicando la dosis dividida a la siembra y durante el ciclo del cultivo, lo que permite obtener mayores rendimientos. Asimismo, instó a generar parcelas con testigos de máxima, así como a capacitar a los asesores, mejorar la velocidad de implementación de las nuevas prácticas y tomar en cuenta el largo plazo.

 Por caso, “hay 9 millones de hectáreas que se están subfertilizando y se podrían obtener 634 kg/ha más, con un impacto sobre la producción nacional de soja significativa”, advirtió el ingeniero. Por eso, llamó a “generar conocimientos, revisarlos, criticarlos y desafiarlos y poner en primer plano el diagnóstico de suelo”.

Boletín de noticias