Interpol detuvo al matarife Samid en Belice

Ganaderia 07 de abril de 2019 Por
El "rey de la carne" estaba prófugo y ahora podría ser expulsado; viajaron dos efectivos de la Policía Federal
samid
Primera imagen de Samid detenido en Belice

Mientras estuvo prófugo de la Justicia, dio entrevistas por teléfono y dijo que se encontraba refugiado en una provincia peronista. Pero Alberto Samid, autodenominado "El rey de la carne", estaba en Belice. Allí, en un edificio de departamentos de alquiler para jubilados norteamericanos, en la ciudad de San Pedro, fue detenido por efectivos de Interpol y el país centroamericano evalúa expulsarlo.

Así lo confirmó la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, al anticipar que, si se confirma su expulsión, podría ser traído entre "el miércoles o el jueves" a la Argentina para ser puesto a disposición de la Justicia, que lo investiga por evadir impuestos. Dos efectivos de la Policía Federal viajaron ayer a Belice, y se espera que la Justicia de ese país dicte mañana la expulsión de Samid del país. La Argentina no tiene acuerdo bilateral de extradición con ese país. Al respecto, el tribunal que lo juzga ya remitió la documentación necesaria a la Cancillería para que se tramite el regreso al país.

"Prefiero ser un fugado político que un preso político", había dicho el empresario de la carne, que decidió profugarse y no presentarse al juicio que se lleva adelante en su contra por haber integrado una asociación ilícita que evadió impuestos.

Samid habría salido del país el 24 de marzo, desde el paso ilegal de Clorinda, en Formosa, hacia Paraguay. Al país vecino ingresó por Puerto Falcón, donde hizo trámites migratorios, y el 25 de marzo se tomó un avión a Panamá. El 26 partió hasta Belice. Allí, en la ciudad de Belice, se alojó en el hotel Radisson y según trascendió, se lo vio tomando café. Luego se trasladó por vía marítima a la ciudad de San Pedro, donde fue capturado el viernes por la noche.

Ahora, el Rey de la Carne deberá comparecer ante el Tribunal Oral en lo Penal Económico (TOPE) por una causa iniciada hace 23 años que lo investiga por presunta evasión fiscal y asociación ilícita.

Samid no se había presentado a escuchar el veredicto que iba a dictarse el miércoles pasado en el marco de esa causa y, por ese motivo, el tribunal integrado por los jueces Diego García Berro, Ignacio Fornari y José Michilini, ordenó su detención. El viernes fue declarado prófugo de la Justicia, por lo que Interpol libró una orden de captura internacional.

Boletín de noticias