Glencore crecio un 76 % las exportaciones, tras la caída de Vicentin

Institucionales 23 de septiembre de 2020 Por Camponoticias
Ambas compañías quedaron bajo la mira de Estados Unidos por operaciones sospechosas. En la Argentina, el director del Banco Nación, Claudio Lozano, detalla que la firma local sigue exportando a través de su socia suiza.
cn-glencore

La íntima relación comercial existente entre Glencore y Vicentin quedó en evidencia esta semana luego de que se diera a conocer que la unidad antilavado de Estados Unidos (FinCen) detectó que la gigante suiza envió varios giros a la agroexportadora argentina por al menos u$s12,6 millones en 2015. Estas transacciones quedaron bajo la mira del Gobierno norteamericano y resuenan hoy con fuerza en la Argentina ya que la firma local arrastra diversas causas judiciales por presentas maniobras de lavados de activos y desvío de fondos.

Entre las denuncias que acumula la compañía de capitales nacionales se destaca el informe elaborado a pedido del Banco Nación, entidad que tiene deudas por cobrar de más de u$s300 millones, en el que se indica que la compañía seguiría exportando a través de terceros y por fuera de los radares del juzgado que hoy lleva adelante su concurso de acreedores que acumula un pasivo de más de u$s1.400 millones.

Justamente entre las empresas que se destacan aparece la socia de Vicentin en su planta de biodiésel Renova, Glencore, quien, a través de la local Oleaginosa Moreno, logró acaparar prácticamente toda la cuota de exportaciones de granos, aceite y subproductos (harina) de soja que normalmente exportaba la firma argentina. Según las estadísticas oficiales la multinacional muestra un crecimiento interanual en sus envíos del 76%, ya que pasó de 4,6 millones de toneladas de aceites, granos y subproductos en agosto de 2019 a las a 8,1 millones que anotó en el mismo mes de este año.

En tanto disgregando por producto, entre enero y agosto de este año, Glencore exportó el 24% del total de los subproductos de soja argentinos (4,56 millones de toneladas) y de esta manera se consolidó como el líder indiscutido en el ranking. Muy por detrás de la gigante suiza creada por Marc Rich,  le sigue la argentina Aceitera General Deheza (AGD) con el 15,5% (3 millones de toneladas). Un año atrás Glencore exportaba el 10,9% de la harina de soja argentina (2,48 millones de toneladas) y Vicentin el 17% (3,84 millones de toneladas).

Los números son todavía más contundentes si se tiene en cuenta la categoría aceite de soja en la que Glencore se quedó con el 29,4% de total enviado por la Argentina, es decir unos 1,23 millones de toneladas. Otra vez, muy lejos en el ranking quedó AGD con el 12,8% (538.00 toneladas). Retomando la comparativa interanual, en agosto de 2019 la suiza exportaba el 15% (700.000 toneladas) y Vicentin el 22% (1 millón).

Algo similar ocurre con las exportaciones de granos sin procesar, ya que Glencore pasó de 1,44 millones de toneladas en agosto del año pasado, a 2,4 millones de toneladas en el mismo mes de este 2020.

Actualmente Vicentin continúa sin operar en el mercado exportador luego de su default en diciembre pasado. Así es que, según las estadísticas oficiales queda en evidencia que la empresa multinacional Glencore logró sacar la mayor tajada con la caída de la argentina, porque no solo se quedó con su porción de mercado exportador, en un contexto de menor disponibilidad de materia prima, sino que también le compró el 16% de Renova y pasó a ser socio mayoritario en la planta de biodiésel.

Mientras tanto desde Vicentin remarcan que siguen sin exportar y que están solo operando bajo la modalidad fasón, es decir proveyendo sus instalaciones para la molienda de terceros. Una práctica muy habitual en el negocio agroindustrial pero que hoy está bajo la lupa del Banco Nación a partir de Vicentin.

Fuente: Ambito Financiero

Boletín de noticias